El trabajo informal: una de las principales problemáticas y retos para la Gestión Pública

Las frases relacionadas a “Gestión Pública” en los últimos años han sido sinónimo de discusión. El trabajo informal como forma de ver y actuar ante los asuntos públicos, emerge de la economía, y más particularmente del pensamiento económico neoclásico, donde se enaltece lo privado, el individualismo y la rentabilidad (Guerrero, 1999) y es el resultado de los desarrollos históricos de diversas disciplinas que han participado en el estudio de las organizaciones.

De acuerdo al Informe Técnico sobre Situación del Mercado Laboral en Lima Metropolitana publicado en Agosto de este año en la plataforma del INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática).

En el Perú unas 239 mil personas obtuvieron un empleo informal entre abril del 2018 y marzo del 2019. Esto contrasta con las 98 mil personas que sí obtuvieron un empleo formal durante el mismo periodo de tiempo en el país. Como podemos observar, el empleo informal sigue creciendo en mayor medida que el empleo formal en el Perú.

Para que estas cifras se inviertan, es necesario que la economía en el Perú aumente, como indicó el director del Banco Mundial: Alberto Rodríguez. A lo que se refiere el director del Banco Mundial es que, cuando un país crece considerablemente a nivel económico, las empresas se ven obligadas a contratar más personal en modalidad formal.

Como sabemos el Perú es un país donde predominan personas con trabajos informales. Esta situación genera a los organismos de Gestión Publica situaciones difíciles de manejar.

Según Norman V .Loayza, en su libro Causas y Consecuencias de la Informalidad en el Perú

“El sector informal está constituido por el conjunto de empresas, trabajadores y actividades que operan fuera de los marcos legales y normativos que rigen la actividad económica. Por lo tanto, pertenecer al sector informal supone estar al margen de las cargas tributarias y normas legales, pero también implica no contar con la protección y los servicios que el estado puede ofrecer”.

Así mismo nos menciona que la informalidad surge cuando los costos de circunscribirse al marco legal y normativo de un país son superiores a los beneficios que ello conlleva.

La informalidad es un elemento fundamental tanto para el sistema de Gestión Publica y el mercado laboral como para la economía. Existen numerosos autores que generan diversas opiniones respecto a este factor: De acuerdo con Ferragut y Gómez (2013) la economía formal representa un punto de llegada que todo empresario exitoso debería tener. Para Tokman (1982) la informalidad es sinónimo de pobreza y se caracteriza por ser improductiva.

 

El modelo de Lewis (1955) analizó cómo la economía moderna e industrial absorbería los excedentes de mano de obra de los sectores tradicionales y agrícolas. De Soto (1989) estudió la desigualdad entre las elites urbanas y migrantes después del modelo de Lewis y concluyó que no existe absorción de la mano de obra del sector tradicional al moderno porque las elites urbanas impidieron que esto suceda. Estas élites capturaron el estado e incrementaron los reglamentos de modo que los sectores tradicionales no tendrían acceso a servicios públicos ni prestaciones sociales.

Los economistas Martha Alter Chen, en su libro “The Informal Economy: Definitions, Theories and Policies”(2012) y Hernando De Soto, en su libro “The Invisible Revolution in the Third World”(1989) coincidieron en que las empresas informales compiten con las organizaciones formales e influencian sobre el aparato burocrático.

Para Julio De Castro, en su libro Shades of Grey: How do Informal Firms Navigate Between Macro and Meso Institutional Environments? (2014) la formalización es un viaje al pluralismo institucional. Este viaje debe ser un objetivo deseable para el Perú que necesita incrementar la tasa de formalidad y ejercer poder de regulación, pero debe ser uno de los tantos objetivos que se debe tener presente en la agenda de un país.

Una interrogante común entre los organismos de Gestión Pública es: ¿La informalidad es causa o efecto de la pobreza? No es recomendable contar con un empleo informal. Lo cierto es que quien se encuentra en el sector informal tiende a perder su trabajo con mucha más frecuencia que quienes disponen de un trabajo en regla.

 

Cuando un peruano pierde un empleo, la situación de pobreza no solo le afecta a él, sino también a toda familia con el que cargue. Seria sencillo culpar de la causa de la informalidad a la mala administración de la Gestión Pública, sin embargo, las causas de este fenómeno van más allá de lo que podemos ver.

Debemos entender que cada oferta de empleo es esencial para la supervivencia de una familia. Cada puesto laboral es una oportunidad que obtiene una familia para poder llevarse el pan de cada día a su hogar. Así mismo, cada hombre desempleado carga con una familia a la cual no podrá brindarle los recursos necesarios para poder alimentarse y formarse adecuadamente.

El Perú es un país con numerosos recursos que esperan ser aprovechados. Todos y cada uno de los peruanos tenemos los elementos a la mano para ser un país en constante crecimiento. Las oportunidades debemos aprovecharlas con espíritu emprendedor.

En base a la situación presentada, la Escuela Internacional de Posgrado ofrece sus servicios para la Maestría en Gerencia de Proyectos y de Programas Sociales, enfocado a la Gestión Publica. Esta maestría busca que sus alumnos identifiquen y busquen aquellos problemas relevantes que afectan a la sociedad, así mismo que puedan idear y formular una solución para el problema encontrado.

Contando con una Plana Docente especializada en los Proyectos y Programas Sociales, el objetivo de la Escuela Internacional de Posgrado es formar los mejores profesionales en el campo de la Gestión Pública.

TEl estudio de esta maestría nos proporcionara conocimientos que podremos aplicar en el transcurso de nuestro campo profesional. Si deseas saber más sobre esta maestría, puedes ingresar a nuestra página web.