Las dinámicas territoriales y su rol al interior del ordenamiento territorial

En nuestro país actualmente, son muchos los factores que han determinado un ordenamiento territorial no planificado y por lo tanto desordenado. Un desorden que se refleja en la dificultad para alcanzar nuestro desarrollo económico – social como Estado.

En ello radica la importancia de tratar en esta oportunidad el tema de las dinámicas territoriales y cómo estas influyen en el ordenamiento territorial.

Para entender mejor el tema, debemos partir del concepto de territorio, como un espacio flexible y sobre todo dinámico que evoluciona, mientras que la humanidad produce sobre efectos de los cambios sociales, los mismos que se ven influenciados directamente en los procesos económicos, fortaleciendo así el desarrollo territorial sostenible.

¿Qué es una dinámica territorial?

Berdegué, J. y otros (2011) en el documento de trabajo: Determinantes de las Dinámicas de Desarrollo Territorial Rural en América Latina, la definen como “procesos de cambio en las estructuras económicas, sociales y ambientales de los territorios, y en los marcos institucionales que le dan sustento, así como los cambios concomitantes en indicadores de desarrollo (crecimiento, inclusión social y sostenibilidad ambiental)”.

¿Cuál es la importancia de las dinámicas territoriales?

Las dinámicas territoriales nos muestran, entre otras cosas, la actividad económica que la población ejerce sobre un en determinado espacio y cómo esta influye tanto sobre él, como en las poblaciones vecinas. Este proceso genera a su vez, una serie de relaciones socio-culturales, ambientales y políticas, entre otras, las mismas que proyectan su influencia a un nivel de desarrollo local, regional y nacional.

La importancia de las dinámicas territoriales radica en los cambios que estas proyectan sobre el ordenamiento territorial, modificando la estructura del espacio, así como la dinámica poblacional del mismo.

Las dinámicas territoriales en la historia del Perú.

Según Medina, W. (2018) en su libro “Regionalización y descentralización en el Perú (1821-2017): aciertos y fracasos”; las dinámicas territoriales han seguido diversas etapas de la historia del Perú.

  • Perú Prehispánico: La población se asentó en zonas altas y no en los valles, para aprovechar así las escasas tierras ganadas por medio de los andenes. Ejercían un control vertical del espacio, accediendo a recursos de la gran variedad de pisos ecológicos. Manejo transversal del territorio.
  • Perú Colonial: La población se dispersó ubicándose generalmente en los valles, aprovechando el clima templado de los mismos. Se pasó de tener como actividad principal la agricultura a la explotación de las minas. Con la economía basada en la exportación de materias primas, las instituciones se trasladan a la costa, cerca del mar.
  • Perú Republicano: Se acentúa el centralismo de Lima, por la ubicación de las instituciones que representaban el poder político. El territorio rural, alejado de las principales ciudades costeras, sufrió debido a las dificultades de acceso y comunicación.
  • Perú en la globalización: Teniendo como estandarte la economía de mercado y el poder capitalista, el país ingresa a la era de la globalización. Se instaura la política neoliberal, la que conlleva a la firma de acuerdos comerciales y tratados de libre comercio. El poder económico global se ubica por encima de la realidad nacional, regional o local.

¿Dónde estudiar las dinámicas territoriales?

Las dinámicas territoriales y su importancia en el ordenamiento territorial local, regional y nacional, se estudia al interior de la Maestría de Planeamiento y Gestión del Territorio que dictará la Escuela Internacional de Posgrado

 

El egresado de esta Maestría estará capacitado para operar al interior de los procesos de mejora y transformación del espacio territorial, contribuyendo de esta forma al desarrollo sostenible del país.

Las investigaciones y proyectos resultantes de este proceso, nos ayudará a comprender cómo un país puede encontrar en la planificación territorial la llave para su desarrollo nacional.